lunes, 4 de octubre de 2010

Manteigas


Manteigas 4ª y última etapa compartiendo miradas y sonrisas, lágrimas y mas sonrisas, un desayuno, una cena, una cama, un sueño, una despedida y unas palabras, un hasta pronto y un hasta la vista.

Lo que en marzo empezó pues no se muy bien como, hoy acaba de la manera más feliz de todas y es con lágrimas en los ojos. Y es que no hay nada mas bonito en este mundo que llorar por algo bonito, por ser feliz, porque cuando se llora por algo es porque te llena. Porque si, porque yo también me fui con una lágrima de allí. Y se acabó y lo más importante es que acabamos este año siendo mas humanos. Seguimos en la nube que nos llevó a hacer este camino y nos volvió a traer de vuelta a casa y que nos volverá a llevar el año que viene por esas tierras sólo por la gente que esta en ellas.


Sólo hay una diferencia entre la vida y la muerte y son los latidos de tu corazón, ti tu corazón late, si sientes, si te alegras cuando tus amigos se alegran, si lloras con ellos, si aprecias todas esas cosas que no valen dinero entonces esta vivo, sino estas muerto. La gente que me conoce sabe de que hablo.

Yo tengo suerte, mi corazón late, bombea sangre a mis piernas que siguen dando pedales allá por donde vás.

En la revista marathonbiker teneis un extenso reportaje sobre las 4 pruebas.

La última línea de hoy de agradecimiento a Paulo y a todo su equipo que ha hecho posible este campeonato que nos ha permitido compartir muchas más cosas que una bicicleta y dar cuatro pedales.
 






Nos vemos

6 comentarios:

Sara Silva dijo...

Parabéns a todos, grande equipa :D

palxandre dijo...

Mais que uma equipa, grandes amigos.
Obrigado por poder disfrutar da vossa companhia

Asier dijo...

Parebéns a ti Sara, grande país y grande gente la vuestra.

Paulo, sobre todo eso, grandes amigos.

Obrigado por todo

Xocas dijo...

¡Enhorabuena Asier! Bonitas palabras, me han traido a la memoria un poema de Luis Cernuda:
Yo, que no soy piedra, sino camino / Que cruzan al pasar los pies desnudos, / Muero de amor por todos ellos; / Les doy mi cuerpo para que lo pisen, / Aunque les lleve a una ambición o a una nube, / Sin que ninguno comprenda / Que ambiciones o nubes / No valen un amor que se entrega.

Rotiv dijo...

Olá :)
O Blogue dos Manteigas de visita a este cantinho ;)
Um abraço,
http://bloteigas.blogspot.com/

Asier dijo...

Gracias Xocas, bonito poema

Gracias Rotiv, el año que viene hay que repetir