lunes, 10 de agosto de 2009

Can pau de la rosa

Desde que decidimos ir a Can Pau hace ya bastante tiempo han pasado muchas cosas. Fue un ir y venir de sensaciones. Nos fuimos creando unas expectativas y normalmente cuando te creas muchas expectativas sobre algo suele pasar que te vas con una sensación de que te ha sabido a poco, de que no era todo lo bueno que pensabas o que te habían contado. Para cumplir con la excepción que confirma la regla esta vez ha sido diferente ya que dichas expectativas han sido sobrepasadas desde el primer momento.

Nuestro barco zarpó y llegamos hasta Canyamars sin mayor complicación hasta el inicio de un par de pistas que nos despistan y decidimos llamar para ver cual era la buena. El vecino y ex-mundialista Joan Pons nos baja a buscar y nos lleva por la pista correcta hasta que al de poco tiempo podemos gritar "Can Pau a la vista".

Annabel nos esperaba con una sonrisa.

Nos asentamos en la casita de madera y vamos todos a dar un paseo mientras Jordi aparece con la moto.
Pasamos la noche cenando y con su posterior y agradable tertulia.

Los siguiente días pasaron entre más charlas, unas serias,
otras no tan serias, de cosas bonitas, de recuerdos, de problemas que también los hay, de nuevos proyectos y de futuras colaboraciones.
Tardes de café y de pastas que trajo Noe

entremezclados con algunos ratitos de chocolate.
Mañanas de bici

Días de duras pruebas de nuevos productos para las nocturnas
o de innovar novedosos métodos de cobro.
También nos dio tiempo de ampliar nuestra cultura musical con las canciones populares del lugar, de ir al paraiso del outlet,

de ir a Frankfurt a comer (¿o era al reves y era a comer una frankfurt?, no recuerdo), ratos de paseo y cerveza aunque a veces era cerveza y luego el paseo, ratos para comer entre las montañas,

ratos para soñar e ir al espacio,

ratos para dejarnos atrapar por la noche y dejarnos sin aliento

ya que como dice aquel poema "La vida no se cuenta por la cantidad de respiros, pero sí por los momentos que te han quitado el aliento" y es que esta semana ha habido muchos momentos sin aliento.

Pero sobre todo es un lugar lleno de vida,

de sol, de lluvia,

de cuentos, de hadas y duendes que logramos ver aquella noche, pero sobre todo es un lugar lleno de una desbordante y contagiosa felicidad. Se nota que día a día su ilusión y alegría van creciendo. Son felices y es lo que importa.

Nos vemos espero que no dentro de mucho tiempo.

10 comentarios:

Taxidraiver dijo...

estoy acostumbrado aescribir mas que a leer, pero te aseguro que este relato a sido la mejor difinicion de lo que pasa en Can Pau.

Gracias por vuestra sensibilidad, sois unos inmejorables invitados, todo os va bien, un simple frankfurt lleno de historias, una vuelta por la ceramica de Argentona, una excursion con la modalidad walking que tanto entusiasmo a Ainhoa, unas rutas variadas de MTB y como no unas cenas con mucho tomate del de la huerta.

Un fuerte abrazo

Annabel dijo...

Asier, me emocionas....Canciones tipicas???'jajaja una buena sesion de Xesco Boix, y mi voz a pelo!!!!jajaja

Os habeis integrado como uno más, hoy se lo contaba a mi padre.....Como tu decias en algun sitio, nos vamos haciendo un camino nuevo y unos amigos que los haces en tu madurez, cuando uno es uno de verdad, vosotros estais en ese grupo de buenas gentes que escribimos, dialogamos y compartimos momentos....

Ha sido un gran placer, se que siempre estareis ahí.....eso lo dicta el corazón!!!
Ah!! y de nuevo gracias por el sobre, Ufffff!!!!!!

Ah! y a mi padre gracias por la verdura, nos ha hecho sobrevivir!!!jajajja

Anónimo dijo...

Que tendrá Can Pau que nos enamora?
Es todo mérito de los duendes? O quizás algunos espiritus humanos tambien ponen de su parte?
Ayer, cruzando un paso de zebra dentro de un entorno urbano, Pere me decia: será que todo en la vida se resume en gestos bien simples. Podemos ser felices bebiendo un vaso de agua fresca en pleno agosto, cocinando cuatro verduras con cariño, cenando en nuestro balcón viendo la luna, escribiendo, cantando, tomando ese café... Y como lo complicamos a veces!!!
Me alegra saber que formo parte de un grupo de "amantes" de Can Pau.
Ahi hay un camino, lo intuyo, lo se de forma muy clara. Y el tiempo lo irá dibujando.
Grácias de momento a Jordi y Anabel por haber abierto la puerta de su/nuestra casa y una pequeña brecha de felicidad. Abraçades fortes. Montse

ainhoa dijo...

Cierta gente anda últimamente recapacitando sobre qué significa ser feliz.La felicidad es algo fácil de encontrar pero que a menudo perdemos entre la rutina del día a día.Basta una charla entre amigos, un paseo por el bosque, una noche al lado del mar para que nuestra alma encuentre la paz y la tranquilidad que a veces pierde sin saber porqué.Por ello, gracias a nuestros amigos de Can Pau, a sus ensaladas de tomate, a sus walking multiusos, a nuestra guía particular...por todos esos momentos maravillosos que nos han hecho vivir a su lado.

Asier dijo...

Taxidraiver, la que has liado, ahora Ainhoa me esta insistiendo en ir a comprar unos palos de esos. A ver si vamos pronto que si no...

Annabel, yo que pensaba que tu voz salia del cassette, jeje
Da las gracias a tu padre por mantenernos bien alimentados. Lo del sobre pues una pequeñez ya que os mereceis eso y mucho más. Para lo que necesiteis ya sabeis. Ya estoy con ganas para Enero...

Montse como dices, todo es bastante simple, sólo que hay gente que se empeña en complicarla. Esta semana ha sido simple, sencilla, ser feliz por nada es lo mejor que puedes hacer y es como me siento ahora mismo.

Nos veremos de nuevo en breve. Hasta entonces tendremos un ciber-cafe y las charlas por aquí.

Taxidraiver dijo...

Realmente es espectacular, lo que tienen las personas dentro, que ilusion me hace participar en este sin fin de emociones y sensaciones, casi que mi ilusion de vivir en un lugar tan especial como Can Pau de la Rosa se a visto recompensada despues de duros momentos que a veces te hacen dudar de si realmente estas en el buen camino, la verdad es que ahora no me queda ni una duda, somos una gran familia y que esta maravilla de lugar nos a hecho mas fuertes para lo que pueda venir en un futuro.

Asier dijo...

Taxidraiver tenlo por seguro, sois una familia feliz e irrompible.

Xocas dijo...

¡Me ha encantado esta entrada! Da gusto ver como se puede llegar a disfrutar cuando se conjugan elementos que están al alcance de la mano y a disposición de una buena voluntad.

Junkhead dijo...

Que de animalitos! como mola ese sitio!!!!

Asier dijo...

Ya sabes, cuando quieras se puede volver, un sitio perfecto para unas escapadas con la bici.
Un lugar lleno de vida.