domingo, 19 de marzo de 2017

Un lugar

Aqui estoy de nuevo, no importa el lugar desde el que escribo pero vuelvo y volvere a este lugar una y otra vez, porque me has enseñado que merece la pena recordarte, guardar esos recuerdos, todos los momentos que pasamos juntos, cada vez que hablaban nuestras miradas al cruzarse, cada beso que dejamos de darnos, cada noche que nos veiamos en nuestros sueños cuando el mundo dormia, cada duda, cada pensamiento. La perfección seguirá estando en tu alma. Deberiamos vivir cada noche como si fuese la ultima y cada dia como si fuese el primero.

Recuerdo una persona guapa, no guapa de esas que tienes cerca y suspiras, guapa de aquellas otras que tienes lejos y te falta el aire. Teníamos un trato, ¿recuerdas? Yo te quería como a nadie y tú te quedabas para siempre, no se si lo olvidaste, si te dejaste olvidados en cada rincon de mi alma trocitos de tu corazon, te dejaste olvidados en mi alma tu olor, si algo no te hace daño no te hara feliz.
Querer a alguien no es cuestión de físico. Es de sensaciones, que te haga temblar sin estar. Que consiga que sonrías aunque no puedas verla, que la pienses. Mirarte a los ojos y decirte que antes de rendirnos fuimos eternos.

El tiempo que ha pasado no es sino el espacio entre nuestros recuerdos. El hecho de estar vivo siempre exige algo.

Ya sabes que nunca digo adios muy convencido.

Nos vemos.